El nombre o topónimo de Dehesa viene del sustantivo latino “defensa” con significado tierra de pastos, en general acotados; lo “de Romanos” le puede venir del genérico romano en contra de lo godo y ya era nominada así esta localidad a finales del siglo XII en cierta donación de Alfonso VII. 

Es un lugar que se encuentra dividido en dos barrios: de arriba y de abajo; gozando este segundo en su día, de una ermita, ya arruinada, que advocaba a San Roque. Dehesa de los Romanos conserva dos iglesias: Santa Eugenia y San Martín. 

Sobre el altozano de la Laura, ubicado entre los dis barrios, se levanta la iglesia de Santa Eugenia, bello templo levantado en mampostería y cantería y buen ejemplar del arte románico de los años finales del siglo XII. Es un templo con una sola nave que se cubre con una cubierta plana, con un arco triunfal apuntado que descansa sobre buenos capiteles románicos, mientras que el presbiterio se cubre con cañón apuntado y fajón. 

En el lado de la Epístola se abre una exquisita portada románica en cuya puerta se hallan incrustados unos buenos herrajes o alguazas, siendo el pórtico gótico.

En el Presbiterio, por su parte, se mantiene un retablo mayor de los primeros años del siglo XVII con esculturas de Santa Eugenia, a la quien advoca el templo, San Juan Bautista, un Santo y un Calvario de ese mismo siglo XVII, Otra escultura a San Roque es del siglo XVIII . 

Además en el interior de la iglesia, los citados capiteles historiados en las que se representa a Sansón, el león, otro personaje que alancea a ese león, y otros guifos y leones enfrentándose.

En el entorno de esta iglesia se descubrió hace tiempo una necrópolis medieval con unos sarcófagos monolíticos de piedra.

La iglesia de San Martín , que se calza en el barrio de arriba, es un ejemplar ya barroco, levantado en mampostería y en una sola nave que a su vez se divide en tres tamos que se cubren con bóvedas de cañón con lunetas, y en el presbiterio con bóvedas de arista. Una portada se cubre en el lado de la Epístola, adintelada. A su vez, el retablo mayor del Presbiterio data del siglo XVII y conserva una escultura de San Martín, patrono del templo y del siglo XVII. 

En el término de Dehesa de Romanos se levantó en su día un poblado medieval que se llamaba Miranda, con significado de “lugar de mirador”. 

Contó además Dehesa de Romanos con una ermita dedicada al Salvador.